8 de junio de 2012

Serie Altos, Oscuros y Peligrosos de Suzanne Brockmann


1º Un Auténtico Príncipe

Veronica St. John se enfrentaba al desafío de su vida. Disponía de sólo dos días para enseñar a un rudo miembro de las Fuerzas Especiales del Ejército todo lo necesario para hacerse pasar por un príncipe europeo que estaba amenazado por los terroristas. Era una misión dura, pero Veronica estaba segura de poder hacerlo… hasta que conoció a Joe.
A pesar de su parecido físico con el guapísimo príncipe, el teniente Joe Catalanotto no tenía nada que ver con el remilgado aristócrata. Todo en él, desde la arrogancia de sus ojos hasta su acento neoyorquino, demostraba que era un tipo normal, no un príncipe.
Con una sola entrevista, Veronica supo que sería imposible convertirlo en un miembro de la realeza. Por su parte, Joe estaba convencido de tener todo lo necesario para llevar a cabo aquella misión.


2º El Mismo Amor
Lucy Tait llevaba soñando con Blue McCoy desde la adolescencia. Ahora 
que el guapo integrante de la Marina estadounidense estaba de vuelta en la ciudad, Lucy se daba cuenta de que nada había cambiado, sólo que ella se había convertido en agente de policía y Blue estaba acusado de asesinato.
A medida que la investigación se iba haciendo más profunda, lo mismo ocurría con su relación. Tenían que luchar juntos por el futuro de Blue antes de que ambos perdieran el corazón en el intento.


3º Otra Forma de Amar
Para Alan Francisco, Frisco, pertenecer a la unidad de Operaciones Especiales de la Armada no era sólo un trabajo, sino algo que definía su identidad. Una bala había puesto en peligro dicha existencia: ¿Cómo iba a entrar en combate si apenas podía caminar? No obstante, y a pesar de las advertencias del médico, Frisco estaba empeñado en recuperarse por completo.

Sin embargo, la inesperada aparición de su sobrina de cinco años le dejaba poco tiempo para otra cosa que no fuera cuidar de la pequeña. De niños sabía aún menos que de cómo recuperarse y vivir con sus heridas, pero no estaba dispuesto a aceptar la ayuda de su vecina Mia Summerton. Él no necesitaba la ayuda de nadie para cuidar de su sobrina, ni para aprender a asumir

4º Dime que Si
Toda su vida, Melody Evans había querido casarse con un hombre corriente que no corriera ningún riesgo. Pero cuando la embajada extranjera donde trabaja es asaltada por terroristas y un temerario SEAL de la Armada la rescata, Melody culpa a las circunstancias extremas de la pasión que se apodera de ellos. Harlan «Cowboy» Jones no tiene nada de corriente, y su encuentro deja a Melody con algo más que simples recuerdos.
Siete meses después, cuando Cowboy le hace una visita, se sorprende al encontrarla embarazada... deél. Ahora, lo único que tiene que hacer es convencerla de que están hechos el uno para el otro. De que él puede ser tan corriente como cualquiera. Lo malo es que un héroe siempre es un héroe...


5º Corazón En Peligro
Durante ocho semanas, la agente P.J. Richards iba a tener acceso a un mundo dominado por hombres, y no estaba dispuesta a distraerse con nada… ni con nadie. Y eso incluía al “Harvard” Becker, jefe de los SEAL.
Harvard no quería distracciones como P.J. cerca, y aunque respetaba sus habilidades y su inteligencia prefería no tener que ser responsable de ella.
Sin embargo P.J. no era una mujer que se rindiera fácilmente y, en su opinión, Harvard tenía mucho que aprender. Pero P.J. nunca habría esperado que él estuviera tan dispuesto a instruirla en otras asignaturas… como la confianza, el deseo y quizá incluso el amor.



6º Un Dia Mas
Crash Hawken, un SEAL de la Armada, se había convertido de pronto en el principal sospechoso del asesinato de uno de sus superiores. Acusado de traición, conspiración y asesinato, Crash estaba solo. Excepto por Nell Burns. Nell y Crash tenían una historia que se remontaba a algún tiempo atrás. Habían sido amigos y amantes. Ella sabía que Crash no podía ser el responsable de esos crímenes. Juntos huyeron, decididos a descubrir qué había ocurrido realmente la noche del asesinato. Pero antes tenían que sobrevivir, juntos, un día más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario