2 de mayo de 2012

UNA ANTIGUA LEYENDA


En el antiguo Egipto, Ra, Dios del sol, dominó y fue adorado como el padre creador. Cada día él remontaba el cielo en su barca solar para traer la luz a la tierra. Y cada noche, viajaba a través del tenebroso submundo hasta el amanecer de un nuevo día.
Durante su viaje nocturno, Ra se enfrentaba a su mayor adversario, un ser del mal y de la oscuridad, que asustaba a los humanos –el Dios demonio Apep, el devorador de almas. Ra y sus compañeros combatían con el demonio, derrotándolo cada noche sólo para tener que enfrentarse a él de nuevo cuando la oscuridad caía una vez más.
Se dice que una noche Apep ganó la partida, lo que provocó furiosas tormentas y la tierra tembló. Usando el caos que había creado, Apep desató dos males en el mundo. Dos demonios llamados Sek y Mot fueron liberados para conseguir almas y así abatir a la humanidad para su oscuro amo, convirtiendo a los mortales en cáscaras desalmadas dirigidas por Apep.
Para contrarrestar a los malvados secuaces de Apep, el Dios del sol, eligió seis guerreros. Los dotó a cada uno con la inmortalidad y el poder necesario para derrotar a sus enemigos. Como Elegidos de Ra, los guerreros lucharon contra el mal que amenazaba con tomar el control, haciéndolos retroceder, estando  entre los hombres y los demonios.
Algunos dicen que hasta el día de hoy, los Elegidos de Ra todavía luchan para proteger a los confiados mortales de su alrededor. En las sombras ellos acechan a su presa cada noche, siempre en guardia, olvidados por aquellos a los que han sido enviados a proteger

Los Elegidos de Ra-Marisa Chenery

No hay comentarios:

Publicar un comentario