29 de enero de 2012

Fragmento de LOVER REBORN de J.R.Ward

 Bueno como saben muy pronto saldrá a la venta el nuevo libro de la hermandad dela daga negra.. en esta nueva entrada del blog colocaremos Fragmentos del nuevo libro que Ward nos ha estado mostrando en su pagina de face! disfrútenlas! xD


Alerta esto contiene Spoilers! =/



La putilla de su primo. El chupapollas, trajeado, de Mont Blanc hasta-el-culo de su primo, Saxton El Magnífico, estaba de pie junto a la Reina, se veía como una combinación de Cary Grant con algún modelo de un maldito anuncio de colonia. No es que Qhuinn estuviese amargado. Porque el tipo estaba compartiendo la cama de Blay. Nah. Nop. En absoluto. Chupapollas.

Mientras las campanas de la catedral sonaban en su cabeza y él escupía sangre, Vishous murmuró con tono grave:—Ésa fue por mirarla como si estuvieses follándotela en la cabeza. Al otro lado del cuarto, Phury también había cerrado la mano en un puño y golpeaba la palma abierta de la otra. Cuando el Hermano se acercó, dijo en un tono desagradable:—Y ésta para asegurarme de que no pones en práctica la brillante idea. Throe les sonrió a pesar de que su labio inferior era como del tamaño de su cabeza. Cuanto más le golpearan, más iba a tener que alimentarse... Y eso sería "hacer el amor", no "follar".


 El lesser era un recluta nuevo: su pelo, sus ojos y su piel aún no eran pálido. Larguirucho e inquieto, parecía un drogadicto al que se le había fundido el cerebro, sin duda esa era la razón por la que había caído a formar parte de la Sociedad.—¡Voy a saltar! ¡Voy a saltar, coño!Tohr palmeó el mango de una de sus dos dagas y desenfundó la hoja negra.—Entonces, deja de parlotear y empieza a volar.El asesino miró por encima de su hombro.—¡Lo haré! ¡Juro que lo haré!Una ráfaga arremetió contra ellos desde una dirección diferente, barriendo el largo abrigo de cuero de Tohr en la caída libre. —No me importa. Te mataré aquí o allí abajo.


 John y Qhuinn se detuvieron a ambos lados de él y el segundo lo estudió con la mirada.—Dime que no es nuestro nuevo vecino.—Xcor.—¿Nació con esa jeta o alguien se lo hizo?—Quién sabe.—Bueno, si se supone que es por una cirugía de nariz, necesita un cirujano plástico nuevo.


 Mientras le sonreía, su expresión era la de un santo.—Mi nombre es Lassiter y te diré todo lo que necesitas saber sobre mí. En primer lugar, soy un ángel y, en segundo, un pecador; y no estaré aquí mucho tiempo. No voy a hacerte daño nunca, pero estoy preparado para hacértelo pasar malditamente mal si me veo obligado a hacerlo para terminar mi trabajo. Me gustan las puestas de sol y las largas caminatas por la playa, pero mi mujer perfecta ya no existe. Ah, y mi pasatiempos favorito es fastidiar a la gente sacando su mierda afuera. Supongo que soy solo de esa clase que quiere conseguir un aumento de personas -probablemente por el asunto de la resurección.


 Mientras se marchaban, cada una de las mujeres miró a Xcor, sus expresiones sugerían que él era como una enfermedad a la que pronto iban a estar expuestos. Se preguntó a quién le tocaría el palito corto cuando todos ellos volviesen a convocarlo... porque seguro como que el día es largo y las noches siempre demasiado cortas que él iba a tener uno de ellos.Simplemente era un coste adicional en este tipo de situaciones.


 Ella se acercó lenta y renqueantemente y se sentó en el escritorio junto a él.—Lo siento mucho —cuando él pareció un poco sorprendido, ella se encogió de hombros una vez más—. ¿Cómo no voy a darte el pésame ante la pérdida? En verdad, después de veros juntos, creo que nunca podré olvidar lo mucho que la amabas.Después de un momento, él murmuró con voz ronca:—Ya somos dos.


 Los ojos de Wrath se volvieron rápidamente hacia él.—V. Cierra tu jodida boca. O te vas al pasillo.Vishous, hijo del Sanguinario, no era el tipo de macho que se dejase tratar así por alguien. Excepto, por Wrath, aparentemente. En este caso, el Hermano con tatuajes en la cara, la reputación de pervertido y la mano de la muerte hizo exactamente lo que él le dijo. Cerró la puta boca.Cosa que decía mucho sobre Wrath, ¿no?


 —Lassiter. Quiero verte por delante.—Eso es lo que dicen todas las chicas.—¿Esperas que te dé la vuelta? Porque lo haré.—A tu macho no le va agustar eso.—Como si te preocupara.—Cierto. En realidad hace que valga la pena el esfuerzo.


 Con un gemido, él apoyó las manos en la brillante piscina plateada de su sangre, que tenía debajo, y se dejó caer otra vez como el pedazo de carne que era.—Guau —suspiró ella.—Lo sé, ¿verdad? Cuelga como la de un caballo.—Si eres realmente amable, y sobrevives a esto, prometo no contárselo a V. —Lo de mi tamaño.Ella rió un poco.—No, que has supuesto que te miraría de alguna otra manera distinta a la profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario